Asozumos
 
 
buscar
Búsqueda en los contenidos de la web

Relación positiva entre ingesta de zumo y prevención de enfermedades cardiovasculares

Es bien conocido que comer frutas y verduras puede ayudar en la protección frente a enfermedades cardiovasculares. Varios estudios han investigado si los zumos de frutas también tienen un efecto positivo.

En un estudio con voluntarios, distribuidos en un grupo control y un grupo que tomó zumo de naranja durante 8 semanas, e observó que la ingesta produjo una disminución de la presión arterial y de la resistencia a la insulina, así como pruebas de efectos antiinflamatorios, antioxidantes e hipolipemiantes(10). Dos estudios independientes, llevados a cabo en Francia y Canadá respectivamente, con individuos con valores altos de colesterol e individuos con valores normales, se les administró 750 ml de zumo de naranja diariamente durante 60 días. Se observó que los que tenían valores altos de colesterol, el colesterol unido a lipoproteína de baja densidad LDL-c se redujo considerablemente, mientras que el colesterol unido a proteína de alta densidad HDL-c se elevó, indicando que el zumo de naranja puede facilitar la transferencia de colesterol libre a HDL-c(11 y 12). Estos mismos resultados se han visto en estudios con individuos sometidos a un ejercicio aeróbico periódico durante el tiempo de duración del estudio. Además, también en este caso se observó que los niveles de lactato en sangre se reducían y mejoraba el rendimiento físico(13). Varios estudios, también con zumo de naranja, parecen apuntar a que estos efectos beneficiosos pueden ser debidos a los niveles de flavonoides, en concreto, hesperidina en el zumo de naranja. Así, en un estudio en Francia, comparando los efectos del zumo y de una bebida control con hesperidina, los efectos encontrados en ambos grupos fueron similares: reducción de la presión diastólica y mejora de la reactividad microvascular dependiente del endotelio (indicador de la calidad de cómo se contrae y se relajan los vasos sanguíneos)(14). En otros estudios(15 y 16), se observaron incrementos de los niveles de hesperitin en plasma (metabolito de hesperidina) y reducción en paralelo de especies reactivas de oxígeno, así como un gran número de compuesto polifenólicos, entre ellos flavononas, cuya biodisponibiblidad parece ser mayor si se toman en forma de zumo en lugar de fruta, probablemente porque el procesamiento industrial favorece la liberación de estos compuestos(17).

En la contribución holandesa al estudio "European Prospective Investigation into Cancer and Nutrition" (EPIC Study), recientemente publicado(18) se ha observado una asociación positiva entre el consumo moderado de zumo y un menor riesgo de enfermedades cardiovasculares gracias a la presencia de polifenoles y vitaminas en el zumo. EPIC es un estudio de cohorte prospectivo a nivel europeo de las relaciones entre la dieta y el cáncer, así como otras enfermedades crónicas, como las enfermedades cardiovasculares.

Darse alta y baja en el boletín electrónico
zumo de fruta fruit juice